4000-7300

Origen, reto y legado

El tan esperado 1 de mayo, una conmemoración a nivel mundial para toda la fuerza laboral, en la que tanto trabajadores como patronos tienen el derecho de celebrarlo.

El contexto histórico del 1 de mayo en Costa Rica se remonta a partir de la segunda mitad del siglo XIX, período en el que se registran una serie de hechos que tienen como finalidad mejorar las condiciones del trabajador asalariado, entre ellos sobresalen la primera organización del trabajo y la integración de la fuerza laboral extranjera.

Consecuentemente, a lo largo de las épocas, el común denominador del trabajo ha sido el ser fuente de conflictos de intereses, dichos conflictos entre trabajadores y patronos no fueron ajenos para Costa Rica; nuestros derechos laborales y garantías sociales surgieron como consecuencia de la necesidad de regular aún más las desiguales relaciones laborales de las principales clases sociales de nuestra sociedad, con los trabajadores de un lado y del otro, los patronos; desigualdades surgidas a finales del siglo XIX y principios del XX, que habían generado importantes tensiones sociales y el impulso de un movimiento obrero consiente de su realidad.

Por otro lado, el siglo XX inicia su recorrido con las primeras luchas por establecer jornadas de trabajo menores, del as que aún poco se hablaba en el país, como sí ocurría en Europa y Estados Unidos. Si nos remontamos en el contexto histórico, se desarrolló en Chicago en 1886, durante el periodo del presidente de los Estados Unidos, Andrew Johnson, quien realizó la promulgación de la Ley que establecía la jornada laboral de 8 horas de trabajo diario. Los empresarios de la ciudad Industrial de Chicago decidieron no acatarla, por lo que los obreros realizaron una huelga el 1 de mayo en pro de sus derechos. Iniciaron con 80 mil trabajadores, luego el conflicto se extendió a otras ciudades y terminaron parando a más de 400.000 obreros en 5.000 huelgas simultáneas. Tanto el gobierno, como el sector empresarial, creían que estaban ante el inicio de una revolución anarquista.

No obstante, en la fábrica McCormick no reconocieron la victoria de los trabajadores y el 1º de mayo la policía disparó contra los manifestantes en las puertas de la empresa. Posteriormente realizaron un juicio en donde 8 de los considerados promotores del conflicto fueron condenados a la horca, cadena perpetua y 15 años de trabajo forzado; lo que generó que sean considerados Mártires de Chicago y en su conmemoración se declara que el 1° de mayo sería el Día Internacional del Trabajador. Por su parte en Costa Rica, un grupo de trabajadores organizados e intelectuales unieron esfuerzos y celebraron el 1 de mayo de 1913 el Día Internacional del Trabajador.

El 1 de mayo mantiene su relevancia a nivel mundial, como una fecha para realizar diferentes manifestaciones sociales y laborales por parte de movimientos sindicales o de la clase trabajadora, Costa Rica no es la excepción. Por lo que vale la pena en esta fecha reconocer todos los avances en materia laboral que se han alcanzado a nivel mundial y a nivel país, así como examinar todos los retos y áreas de mejora que siguen pendientes, para poder continuar celebrando en un panorama de igualdad y solidaridad, el tan esperado Día del Trabajador.

Agradecemos la colaboración de la profesora Nathaly Uba, Coordinadora de la carrera de Recursos Humanos del Colegio Universitario Boston para la realización de este blog.
Estamos para servirte
X

Este sitio utiliza para darte la mejor experiencia. Click en Aceptar para estsar de acuerdo